De la locura wahhābī

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

Versión PDF: De la locura wahhabi.

El movimiento wahhābī fue fundado en el siglo XVIII por Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb. Procedía de una familia de sabios y su padre ʿAbd al-Wahhāb fue juez (qāḍī) en la región de Huraymilāʾ. Dice Ibn Ḥumayd an-Naŷdī al-Ḥanbalī del Qāḍī ʿAbd al-Wahhāb:

Fue el padre de Muḥammad, el fundador de la prédica (daʿwa) que ha hecho tanto daño difundiéndose por todos los horizontes. Sin embargo, hay una gran diferencia entre el padre y el hijo. ʿAbd al-Wahhāb no estaba satisfecho con su hijo porque éste no había estudiado el fiqh, contrariamente a sus ancestros. El Šayj tenía la intuición de que su hijo traería alguna calamidad y solía decir: “Algún día veréis a Muḥammad hacer mucho daño”.

Desgraciadamente, estas palabras no tardaron en confirmarse. Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb se asimiló ciertas ideas reformistas que empezaban a difundirse en su época y que preconizaban un retorno a un Islam más simple, purificado del peso de un tradicionalismo hipertrofiado y de la exageración de algunas prácticas sufíes extremas.

Viajó a Medina para estudiar, pero al poco tiempo lo expulsaron por llevar estas ideas hasta la exageración. De ahí marchó a Basora, donde permaneció un tiempo hasta que también lo expulsaron. Luego se fue a Damasco, de donde también lo expulsaron. Por último, volvió a su región natal de Naŷd en la península arábiga.

Cuando su padre murió, fue sustituido en su cargo de juez por su hijo Sulaymān, hermano mayor de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb. Éste se sintió entonces libre para difundir su nueva prédica y convertir a la gente ignorante a su nueva comprensión de la religión.

Al principio solo criticaba las prácticas dudosas o desaconsejadas que se daban en algunas vías espirituales (ṭuruq). Pero con el tiempo, se puso a criticar la organización de las ṭuruq en sí misma y acabó rechazándolas y considerándolas como una innovación condenable, cosa que nadie había hecho anteriormente.

Con este rechazo, salió del grupo de la Gente de la Tradición y del Consenso (Ahl as-Sunna wa-l-Ŷamāʿa), ya que la aceptación de las ṭuruq y del sufismo (taṣawwuf) constituye un punto consensuado en la comunidad muḥammdiana a lo largo de más de un milenio. Hasta que llego Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb, nadie había osado contradecir el consenso (iŷmāʿ) sobre un punto tan fundamental.

A esta notable innovación, añadió una comprensión totalmente viciada del tawḥīd y del širk. Dividió el tawḥīd en tres aspectos distintos:

1)    Unicidad de la señoría (tawḥīd ar-rubūbiyya),

2)    Unicidad de la adoración (tawḥīd al-ʿibāda ),

3)    Unicidad de los Nombres y de los Atributos (tawḥīd al-asmāʾ wa-ṣ-ṣifāt).

Sin embargo, el verdadero objetivo de esta división ternaria era justificar el anatema (takfīr) de los Musulmanes, pretextando que a pesar de que éstos cumplían con el tawḥīd ar-rubūbiyya al declarar la Unicidad de Allāh, contradecían el tawḥīd al-ʿibāda al cometer el širk cuando solicitaban la intercesión (tawassul) de los Santos. De este modo, los Musulmanes eran considerados infieles apóstatas cuyos bienes y sangre eran lícitos y contra los que era obligatorio luchar realizando contra ellos el ŷihād.

Así pues, yendo una vez más contra el consenso, Muḥmmad ibn ʿAbd al-Wahhāb consideró el tawassul como una forma de asociacionismo mayor (širk akbar), es decir como una causa de apostasía, cuando anteriormente, el tawassul era visto como aconsejado o permitido por la mayoría de Sabios y a lo sumo desaconsejado o prohibido sobre todo por algunos Sabios ḥanbalīs como Ibn Taymiyya, pero nunca como širk akbar en sí mismo.

Yendo aún más lejos en su extravío, Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb acabó cayendo en la locura pura y simple pretendiendo que solo él conocía el Islam. No solo se apartó del consenso y de la mayoría, sino que además afirmó que él solo conocía la verdad y que el conjunto de la comunidad muḥammdiana se equivocaba, contradiciendo así los ḥadīṯes del Profeta (SAAWS) sobre la necesidad de seguir a la mayoría:

1)    “La mano de Allāh está con la comunidad (ŷamāʿa)” (considerado ḥasan y relatado por at-Tirmiḏī),

2)    “La mano de Allāh está con la comunidad, seguid pues al grupo mayoritario (as-sawād al-aʿẓam) ya que quien discrepa va hacia el Fuego” (relatado por al-Ḥākim y aṭ-Ṭabarī),

3)    “Quien se separe de la comunidad ni siquiera de un palmo morirá de la muerte de la Ŷāhiliyya” (relatado por Muslim e Ibn Abī Šayba)

4)    Y en un ḥadīṯ relatado por aṭ-Ṭabarānī y al-Ḥayṯamī sobre las 73 sectas, el Profeta (SAAWS) respondió, cuando le preguntaron cuál es el grupo salvado: “El grupo mayoritario (as-sawād al-aʿẓam)”.

Enfermo de orgullo, Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb escribió en una de sus cartas[1]:

وأنا أخبركم عن نفسي والله الذي لا إله إلا هو لقد طلبت العلم واعتقد من عرفني أن لي معرفة وأنا ذلك الوقت لا أعرف معنى لا إله إلا الله، ولا أعرف دين الإسلام قبل هذا الخير الذي من الله به. وكذلك مشايخي ما منهم رجل عرف ذلك، فمن زعم من علماء العارض أنه عرف معنى لا إله إلا الله أو عرف معنى الإسلام قبل هذا الوقت أو زعم عن مشايخه أن أحداً عرف ذلك فقد كذب وافترى ولبس على الناس ومدح نفسه بما ليس فيه.

Os informo por mi parte de que por Allāh, fuera de quien no hay deidad, he buscado el conocimiento [durante mucho tiempo]. La gente que me conoció [en esa época] pensaba que yo poseía algo de conocimiento. Sin embargo, en esa época, no conocía el significado de “No hay deidad sino Dios”, ni conocía la religión del Islam, hasta que Allāh me otorgó la gracia de entenderlo. Del mismo modo, de mis Maestros, ninguno ha entendido tal significado. Y quien, de entre los Sabios de la región de al-ʿĀriḍ, crea conocer el significado de “No hay deidad sino Dios” o crea conocer el significado del Islam antes de este tiempo [en el que se me ha dado la gracia de entenderlo], o crea que alguno de sus Maestros ha podido conocerlo, es un mentiroso y un embustero que confunde a la gente y se otorga un título que no tiene.

Con estas líneas, Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb reconoce que su doctrina es una pura innovación y que nadie la conocía hasta que apareció él. Evidentemente, esto también contradice los ḥadīṯes claros sobre la excelencia de la comunidad muḥammadiana y la permanencia del sustento espiritual y de la guía de Allāh en ella hasta el final de los tiempos.

Así pues, no es exagerado decir que Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb se consideraba como un iluminado tocado por la gracia de Allāh, puesto que solo y sin transmisión habría recuperado el significado originario del Islam perdido durante más de un milenio.

No es de extrañar que al manifestar tales ideas y pretensiones, Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb fuera atacado de todas partes por ser un innovador. Buscó entonces el apoyo de algún grupo que le otorgara protección y encontró a Muḥammad ibn Saʿūd, un bandido de caminos, al que le prometió el liderazgo y el poder político sobre los musulmanes convertidos a la nueva fe si lo defendía contra sus agresores.

El año 1744 ambos hicieron un pacto por el que Ibn Saʿūd prometía protección a Ibn ʿAbd al-Wahhāb y éste a cambio le ofrecía el trono, todo ello con el fin de propagar por la fuerza, la violencia y la coerción sus ideas innovadoras. Ibn Saʿūd juró lealtad a Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb y éste le dijo:

Quiero que me prometas que realizarás el ŷihād contra los infieles[2]. A cambio serás el Imām y el líder de la comunidad musulmana, y yo seré el líder en los asuntos religiosos[3].

Así se cerró el pacto entre estos dos hombres, que quedó soldado por el matrimonio de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb con la hija de Muḥammad ibn Saʿūd. Las dos familias se unieron y desde esa época, tal alianza se perpetúa invariablemente hasta nuestros días.

Las dos familias se apoyan mutuamente: la Familia Saʿūd (Āl Saʿūd) representa el poder político y la Familia del Šayj (Āl aš-Šayj) la autoridad religiosa. Los Āl Saʿūd protegen la doctrina wahhābī y la difunden por el mundo y en contrapartida los Āl aš-Šayj legitiman la autoridad política de la familia real mediante argumentos religiosos.

Por ello, la mayoría de cargos religiosos en Arabia Saudí, los ocupan descendientes del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb e incluso el gran Muftī de Arabia Saudí necesariamente debe ser un descendiente de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb.

Es difícil imaginar hasta qué punto la Familia del Šayj exige que se les venere y se les considere como infalibles. Es como si, de manera contradictoria, los Wahhābīs, tan críticos con el Chiismo, fundaran su legitimidad sobre una suerte de imamología inconfesa.

En una carta a los Sabios de Naŷd, los mayores representantes de la Familia del Šayj escriben[4]:

من كافة آل الشيخ:

[…] تفهمون ما من الله به على أهل نجد في آخر هذا الزمان مما بين الله على يد الشيخ محمد بن عبد الوهاب رحمه الله من معرفة ما بعث الله بي رسوله صلى الله عليه وسلم من دين الإسلام والعمل به وإقامة الأدلة على ذلك والرد على أهل البدع والصلالات ممن خرج عن دين الإسلام واستبدل به سواه من الأعمال الردية والإعتقادات الباطلة الوبية. ثم ذريته من بعده سلكوا على منواله وأيدهم الله تعالى بولاة الأمر من آل سعود رحم الله أمواتهم وأعز بإقامة دينه أحياءهم قاموا بهذا الدين أتم القيام حتى دخل الناس في دين الله أفواجا ومحا الله بهم آثار الشرك والبدع والضلالات من نجد.

[…] ولا ينبغي لأحد من الناس العدول عن طريقة آل الشيخ رحمة الله عليهم ومخالفة ما استمروا عليه في أصول الدين فإنه الصراط المستقيم الذي من حاد عنه فقد سلك طريق أصحاب الجحيم. وكذلك في مسائل الأحكام والفتوى لا ينبغي العدول عما استقاموا عليه واستمرت عليه الفتوى منهم فمن خالف في شيء من ذلك واتخذ سبيلا يخالف ما كان معلوما عندهم ومفتى به عندهم مستقرة به الفتوى بينهم فهو أهل للإنكار عليه والرد لقوله.

Del conjunto de la Familia del Šayj (Āl aš-Šayj):

[…] Ya conocéis la gracia que Allāh ha otorgado a la Gente de Naŷd en estos últimos tiempos. Allāh ha explicado por medio del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb – ¡que Allāh lo tenga en Su Misericordia! – el conocimiento de aquello que reveló a Su Mensajero r, es decir la religión del Islam y su práctica adecuada, aportando para ello las pruebas necesarias. Además, el Šayj refutó las pretensiones de la gente de innovación y de extravío que había salido del Islam, sustityendo las prácticas del Islam por otras inaceptables y sus creencias por otras falsas. Después de él, vino su descendencia, que siguió su método. Allāh los ayudó mediante la protección acordada por la Familia Saʿūd – ¡que Allāh tenga en Su Misericordia a todos sus muertos y honre a sus vivos mediante la consolidación de la religión! Observaron esta religión de la mejor manera, hasta que la gente entró en la religión de Allāh en masa y Allāh borró por ellos todo rastro de asociacionismo, de innovación y de extravío en la región de Naŷd.

[…] No conviene que nadie abandone el método de la Familia del Šayj – ¡que Allāh la tenga en Su Misericordia! –, ni que discrepe de lo que ésta ha establecido en cuanto a los principios de la religión, ya que tal es el camino recto (aṣ-ṣirāṭ al-mustaqīm). Y quien se aparte de éste, estará tomando el camino de la gente del Infierno. Asimismo, en cuestiones legales particulares y opiniones jurídicas, no conviene que nadie abandone lo que ha establecido la Familia del Šayj ni lo que estipulan sus fatwas. Y quien discrepe de todo ello, adhiera a una opinión distinta de la que tienen ellos con certeza y de lo que han establecido emitiendo una opinión jurídica (fatwā) al respecto, tal persona pues merece ser criticada y su discurso rechazado.

A la veneración de la Familia del Šayj, que los Wahhābīs deben considerar como infalible y sagrada, se añade la veneración hacia la persona misma del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb, la cual es patente en la famosa celebración de la “Semana de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb”, una fiesta oficial en Arabia Saudí por la que se conmemora la figura y la obra de este innovador.

Resulta extraordinario que los mismos Wahhābīs acepten y celebren esta fiesta, pero rechacen celebrar el nacimiento del Profeta (SAAWS) (Mawlidu-n-Nabī). Interrogado sobre esta incongruencia, el Šayj Ibn al-ʿUṯaymīn contestó[5]:

2131 سئل فضيلة الشيخ رحمه الله تعالى ‏:‏ عن الفرق بين ما يسمى بأسبوع الشيخ محمد بن عبد الوهاب رحمه الله تعالى والاحتفال بالمولد النبوي حيث ينكر على من فعل الثاني دون الأول‏؟‏

فأجاب فضيلته بقوله‏:‏ الفرق بينهما حسب علمنا من وجهين‏:‏

الأول‏:‏ أن أسبوع الشيخ محمد بن عبد الوهاب رحمه الله تعالى لم يتخذ تقرباً إلى الله عز وجل، وإنما يقصد به إزالة شبهة في نفوس بعض الناس في هذا الرجل ويبين ما من الله به على المسلمين على يد هذا الرجل‏.‏

الثاني‏:‏ أسبوع الشيخ محمد بن عبد الوهاب رحمه الله لا يتكرر ويعود كما تعود الأعياد، بل هو أمر بين للناس وكتب فيه ما كتب، وتبين في حق هذا الرجل ما لم يكن معروفاً من قبل لكثير من الناس ثم انتهى أمره‏.‏

Le preguntaron al Šayj – ¡que Allāh el Altísimo lo tenga en Su Misericordia! – sobre la diferencia entre lo que se llama “la Semana del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb” – ¡que Allāh el Altísimo lo tenga en Su Misericordia! – y la celebración del nacimiento del Profeta (SAAWS), puesto que critican a quien realiza este último, pero no a quien realiza el primero.

El Šayj contestó: la diferencia radica en dos cosas:

1) La Semana del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb – ¡que Allāh el Altísimo lo tenga en Su Misericordia! – no se toma como un medio para acercarse a Allāh – ¡Exaltado y magnificado sea! El objetivo es acabar con el recelo que algunos sienten hacia este hombre y exponer la gracia que Allāh ha derramado sobre los musulmanes mediante este hombre.

2) La Semana del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb – ¡que Allāh el Altísimo lo tenga en Su Misericordia! – no se repite con fecha fija, como ocurre con las fiestas. Es un asunto claro para la gente y se ha dicho lo que se ha dicho al respecto. Sirve para explicar a la gente ciertas cosas de este hombre que muchos ignoraban. Y aquí termina el asunto.

Pero la pregunta es: ¿no se podría actuar del mismo modo con el Profeta Muḥammad (SAAWS)? Que se consideren desaconsejadas o prohibidas ciertas cosas que se realizan durante la conmemoración del nacimiento del Profeta (SAAWS), no significa que se deba rechazar en bloque esta celebración. De lo contrario, habría que prohibir el Ḥaŷŷ porque durante éste, hay gente que roba a los peregrinos.

Resulta evidente pues que para los Wahhābīs, el problema no es la celebración en sí misma – porque, ¿qué hombre merece más que el Profeta (SAAWS) ser recordado y expuesto para acabar con el recelo que sienten algunos? –, sino que el problema para ellos es más bien el Profeta r él mismo y todo lo relacionado con él.

En primer lugar, Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb se tomaba a sí mismo por un iluminado que había recibido la gracia de Allāh y que le había permitido entender a él solo la religión del Islam, mientras el conjunto de la comunidad muḥammadiana estaba errada y perdida, lo que como hemos visto, contradice las palabras claras del Profeta (SAAWS) y equivale a negar su profecía.

En segundo lugar, la Familia del Šayj exige que se les venere como Imāmes infalibles, mientras que se desposee a la Familia del Profeta (SAAWS) del rango que le corresponde y de la función sagrada de Guardianes de las dos Mezquitas Sagradas. Esto es una doble usurpación, religiosa y política. La primera usurpación la lleva a cabo la Familia del Šayj y la segunda la Familia Saʿūd.

Y en tercer lugar, se conmemora a Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb, pero se rechaza celebrar el nacimiento de nuestro señor el Profeta Muḥammad (SAAWS), pretendiendo que esto sería una innovación.

No es difícil adivinar que el objetivo verdadero del movimiento wahhābī es suplantar completamente al Profeta Muḥammad ibn ʿAbd Allāh (SAAWS) por el hereje Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb:

1)    Se niegan los ḥadīṯes del Profeta (SAAWS) para seguir a un iluminado,

2)    Se niega a la Familia del Profeta (SAAWS) (Āl al-Bayt) toda gracia particular y se les priva de sus funciones, para dárselo todo a los descendientes del Šayj Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb y a los de Muḥammad ibn Saʿūd.

3)    Se conmemora la semana de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb para obviar la celebración del nacimiento del Profeta (SAAWS).

Vemos pues que el wahhābismo no solo se ha desviado y ha salido del sunnismo tradicional, sino que además intenta destruir el Islam desde el interior, suplantado la figura y la función del Profeta (SAAWS) y de su Familia por gente indigna, lo que priva a la comunidad muḥammadiana de la única fuente verdadera de gracias y bendiciones.

No es por nada si el Profeta (SAAWS) rechazó bendecir la región de Naŷd y añadió que de ahí saldrían los cuernos del Diablo, las tribulaciones y los tormentos.

¡Que Allāh salve a la comunidad muḥammadiana de la secta wahhābī! ¡Que Allāh haga retornar al Sunnismo a los musulmanes que se han dejado extraviar por las doctrinas wahhābīs! ¡Que Allāh honore a la Familia del Profeta r y le devuelva su rango acelerando la venida del Imām al-Mahdī, el esperado! ¡Āmīn!


[1] Carta 28 reproducida en el Tomo 8 de las Obras Completas de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb (p. 186-187), intitulado “Correspondencia personal” (ar-Rasāʾil aš-Šajṣiyya). Estas obras han sido editadas por varios sabios wahhābīs como el Šayj al-Fawzān y publicadas por el Ministerio de Asuntos Religiosos de Arabia Saudí. Se puede leer la versión impresa en la página: http://ia700401.us.archive.org/10/items/waq50041/07_50047.pdf.

[2] Evidentemente, los infieles a los que se refiere Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb son los musulmanes que no comparten su comprensión innovadora del tawḥīd, del tawassul y del taṣawwuf.

[3] Madawi al-Rasheed, A History of Saudi Arabia, p. 16.

[4] Ad-Duraru-s-saniyya fī-l-aŷwiba an-naŷdiyya, tomo 14 (p. 374-375). Se trata de una colección de fatwas y cartas de los miembros más importantes de la Familia del Šayj desde la época de Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb hasta nuestros días. Quien lo desee, puede leer el original árabe en versión impresa en la siguiente página: http://ia601601.us.archive.org/16/items/WAQ41814/14_41827.pdf.

[5] “Colección de fatwas y cartas del Šayj Ibn al-ʿUṯaymīn” (Maŷmūʿ fatāwā wa rasāʾil faḍīlati-š-Šayj Muḥammad ibn Ṣāliḥ al-ʿUṯaymīn), tomo 16 (p. 194). Se puede leer el original árabe en versión impresa en la página siguiente: http://ia600500.us.archive.org/10/items/mfrfsmsomfrfsmso/mfrfsmso16.pdf

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s