Respuestas jubilosas a las preguntas de la gente de Laghouat

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,


PDF: Pregunta sobre la Jatmiyya al Shayj Ahmad Sukayriý.

Séptima pregunta: ¿Cuál es la realidad del Sello de la Santidad común y selecta?

Respuesta: Debes saber que la Gente de Allāh, los poseedores del conocimiento divino, utilizan una terminología propia por la que expresan sus conocimientos y las estaciones por las que se elevan, en función de sus fuentes de inspiración (mašrab) respectivas.

Seguir leyendo Respuestas jubilosas a las preguntas de la gente de Laghouat

Magnificaciones (takbīrāt) del Día de la Fiesta (ʿīd)

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

Árabe

اللهُ أَكْبُرُ اللهُ أَكْبَرُ اللهُ أَكْبَرُ لَا إِلــٰه إِلَّا اللهُ اللهُ أَكْبَرُ اللهُ أَكْبَرُ وَلِلَّهِ الحَمْدُ اللهُ أَكْبُرُ كَبِيرًا وَالحَمْدُ لِلَّهِ كَثِيرًا وَسُبْحَانَ اللهِ بُكْرَةً وَأَصِيلًا لَا إِلــٰهَ إِلَّا اللهُ وَحْدَهُ صَدَقَ وَعْدَهُ وَنَصَرَ عَبْدَهُ وَأَعَزَّ جُنْدَهُ وَهَزَمَ الأَحْزَابَ وَحْدَهُ لَا إِلــٰهَ إِلَّا اللهُ وَلَا نَعْبُدُ إِلَّا إِيَّاهُ مُخْلِصِينَ لَهُ الدِّينَ وَلَوْ كَرِهَ الكَافِرُونَ اللَّهُمَّ صَلِّ عَلَى سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَعَلَى آلِ سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَعَلَى أَصْحَابِ سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَعَلَى أَنْصَارِ سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَعَلَى أَزْوَاجِ سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَعَلَى ذُرِّيَّةِ سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ وَسَلِّمْ تَسْلِيمًا كَثِيرًا

Transliteración

Al·lāhu akbaru-L·lāhu akbaru-L·lāhu akbar, lā ilāha il·lā-L·lāh. Al·lāhu akbaru-L·lāhu akbar, wa li-L·lāhi-l-ḥamd. Al·lāhu akbaru kabīra, wa-l-ḥamdu li-L·lāhi kaṯīra, wa subḥāna-L·lāhi bukratan wa aṣīla. Lā ilāha il·lā-L·lāhu waḥdah. Ṣadaqa waʿdah. Wa naṣara ʿabdahu wa aʿazza ŷundahu wa hazama-l-aḥzāba waḥdahu. Lā ilāha il·lāh-L·lāh. Wa lā naʿbudu il·lā iyyāh, mujliṣīna lahu-d-dīna wa law kariha-l-kāfirūn. Al·lahumma ṣal·li ʿalā sayyidinā Muḥammad, wa ʿalā āli sayyidinā Muḥammad, wa ʿalā aṣḥābi sayyidinā Muḥammad, wa ʿalā anṣāri sayyidinā Muḥammad, wa ʿalā azwāŷi sayyidinā Muḥammad, wa ʿalā ḏurriyyati sayyidinā Muḥammad wa sal·lim taslīman kaṯīran.

Traducción

Al·lāh es más grande, Al·lāh es más grande, Al·lāh es más grande, no hay deidad sino Al·lāh. Al·lāh es más grande, Al·lāh es más grande, y de Al·lāh es la alabanza. ¡Que Al·lāh sea magnificado magnífi-camente! ¡Que Al·lāh sea alabado abundantemente! ¡Que Al·lāh sea glorificado por la mañana y por la noche! No hay deidad sino Al·lāh, único. Ha cumplido con Su promesa. Ha hecho triunfar a Su siervo, ha fortalecido a Su ejército, ha vencido solo todas las legiones. No hay deidad sino Al·lāh. Solo Le adoramos a Él, rindiéndoLe culto sin-ceramente, a pesar de la aversión de los incrédulos. ¡Oh Dios mío! Derrama Tu bendición sobre nuestro señor Muḥammad, sobre la fa-milia de nuestro señor Muḥammad, sobre los Compañeros de nuestro señor Muḥammad, sobre los Auxiliares de nuestro señor Muḥammad, sobre las mujeres de nuestro señor Muḥammad y sobre la descendencia de nuestro señor Muḥammad, y dale una paz absoluta y pletórica.

Palabras del Šayj Sulaymān ibn ʿAbd al-Wahhāb a propósito de su hermano Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb, el creador del wahhābismo

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

Sawaiq Ilahiyya 'ala Radd al-Wahhabiyya - Sulayman ibn Abd al-Wahhab_01

Esta obra del hermano mayor del fundador de la secta wahhābī constituye una de las primeras y más sutiles refutaciones de la prédica (daʿwa) que empezaba a propargarse por el Naŷd, causando una verdadera guerra civil. El Šayj Sulaymān escribió su obra tan solo ocho años después del comienzo de la daʿwa wahhābī.

Ambos hermanos tuvieron un padre ilustre, el gran sabio, el Šayj ʿAbd al-Wahhāb. Fue juez (qāḍī) en la región de Huraymilāʾ. Al morir, fue sustituido en su cargo por su hijo Sulaymān. Dice Ibn Humayd an-Naŷdī al-Ḥanbalī del Qāḍī ʿAbd al-Wahhāb: “Fue el padre de Muḥammad, el fundador de la daʿwa que ha hecho tanto daño difundiéndose por todos los horizontes. Sin embargo, hay entre el padre y el hijo una gran diferencia. ʿAbd al-Wahhāb no estaba satisfecho con su hijo porque éste no había estudiado el fiqh, contrariamente a sus ancestros. El Šayj tenía la intuición de que su hijo traería alguna calamidad y solía decir: “Algún día veréis a Muḥammad hacer mucho daño”.”.

Al empezar la daʿwa wahhābī, el Šayj Sulaymān, como todos los Sabios tradicionales, se opuso a la prédica de su hermano. Escribió su libro refutando con su pluma las tesis heréticas de los wahhābīs y luego tomó la espada para liderar unas revueltas contra el terror perpetrado por el dúo Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb y Muḥammad ibn Saʿūd. Desgraciadamente, el Šayj Sulaymān perdió el combate y tuvo que exiliarse.

Años más tarde fue capturado por los ejércitos de su hermano y llevado prisionero a Dirʿiyya, capital del nuevo estado wahhābī liderado a nivel religioso por Muḥammad ibn ʿAbd al-Wahhāb y a nivel político por Muḥammad ibn Saʿūd. Allí permaneció hasta su muerte en arresto domiciliario.

Algunos wahhābīs han pretendido que al final el Šayj Sulaymān se arrepintió y acabó profesando las doctrinas heréticas de su hermano. Sin embargo, no hay ninguna base histórica para creer esto. Al contrario, este rumor nació recientemente bajo la pluma de un escritor sirio, con el fin de justificar el wahhābismo.

He aquí algunos extractos de la obra del Šayj, el Qāḍī Sulaymān ibn ʿAbd al-Wahhāb, que constituye la voz del auténtico maḏhab ḥanbalī en respuesta al neo-ḥanbalismo de corte wahhābī: Palabras del Šayj Sulaymān ibn ʿAbd al-Wahhāb.