Palabras del Šayj Ibrāhīm a propósito de la abrogación de todas las religiones por el Islām

Bismi-Llāhir-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

36383_137360206277949_100000119109755_392020_3332794_n

Epístola 1 del libro al-ʿAqdu-n-Nafīs: Ifādat li-l-akyās min zawāʾidi-r-rasāʾil jayri banī Inyās de Shayj al-Islām al-Ḥāŷŷ Ibrāhīm Niyās (RAA):

[Según dice el hadīth] “la religión consiste en enmendar” (ad-dīn an-naṣīḥa), lo que significa que debemos adorar a Allāh el Único y no asociarLe nada. La adoración consiste en apegarse a la religión (dīn). Y la religión es el Islam. [Como dice la aleya:] “Ciertamente la religión para Allāh es el Islam”. Y el Islam es la religión de Muhammad – ¡que Allāh lo bendiga y le dé paz! –, ya que las otras religiones anteriores al Islam han sido alteradas y abrogadas. Han sido alteradas por sus propios seguidores antes de la venida de Muhammad – ¡que Allāh lo bendiga y le dé paz! –; y han sido abrogadas por la aparición de Muhammad – ¡que Allāh lo bendiga y le dé paz! Por lo tanto, hoy en día no hay más religión que el Islam, de modo que quien quiere dedicarse a la adoración de Allāh actualmente, debe apegarse a la religión de Muhammad – ¡que Allāh lo bendiga y le dé paz! –, que es el Islam.

El Islam consiste en dar testimonio de que no hay deidad sino Dios y que Muḥammad es el Mensajero de Allāh, en cumplir con la oración, en pagar la limosna ritual, en ayunar el mes de Ramaḍān y en realizar el peregrinaje a la Casa de Allāh para el que tenga medios para ello. Ésta es la adoración exterior.

En cuanto a la adoración interior, consiste en la vigilancia para con Allāh en cada uno de nuestros estados. Así el hombre ni se mueve ni se detiene sin que su corazón esté con Allāh, es decir sin realizar todos sus actos con el permiso del Altísimo.

El hombre debe pues adorar a Allāh tanto exteriormente como interiormente, y ya hemos explicitado lo que era tanto la adoración exterior como la adoración interior. Y cuando uno se decide a no hacer más que lo Allāh le ha ordenado, está protegido y preservado, ya que Allāh no ordena nada inmoral.

[…] Lo que oís a propósito de los más grandes conocedores por Allāh (ʿārifīn) y Polos (aqṭāb), lo tenéis ahora ante vosotros [a vuestro alcance]. Buscadlo y lo encontraréis junto Allāh. Esta ṭarīqa [Tiŷāniyya] es la ṭarīqa más elevada, la ṭarīqa del Istmo, del Imam y del Sostén de todos los Santos. Y está ante vosotros. Esforzaros y encontraréis lo que encontraron los mayores Santos que vinieron antes que vosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s