Los beneficios del mes de Šaʿbān

Los beneficios del mes de Šaʿbān

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm

Del libro Kanz an-naŷāḥ wa as-surūr

El noble mes de Šaʿbān pertenece a la categoría de meses de gran valor. Se conocen sobradamente sus gracias y bendiciones. Uno de los actos con mayor beneficio espiritual en este mes es el arrepentimiento (tawba), así como la obediencia (ṭāʿa), la cual comporta una provechosa utilidad. Por eso Allāh – ¡Exaltado sea! – ha hecho de esta época un momento privilegiado para la adoración. Y ha garantizado Su amparo a todos aquellos que se muestran arrepentidos. Además, quien se esfuerce durante este bendito mes, tendrá un exitoso Ramaḍān gracias a la buena costumbre adquirida durante el mes anterior.

Como dice un ḥadīṯ, Šaʿbān es el mes del Profeta (SAAWS): “Šaʿbān es mi mes”. Cabe recordar que el Profeta (SAAWS) escindió la luna durante este mes. También se dice que es el mes de la oración sobre el Profeta (SAAWS), tal y como se cuenta en el libro Tuḥfatu-l-Ijwān. ¡Oh hermanos! Multiplicad en todo momento vuestras oraciones sobre el Profeta. Y más particularmente en el mes del Profeta, el mes de Šaʾbān.

Además, en la Noche del quince de este mes, se determina el último término de todos los siervos, así como la proximidad y el alejamiento para con Allāh.

Se ha dicho en el libro Tuḥfatu-l-Ijwān: “Se ha transmitido de ʿAṭāʾ ibn Yasār (RAA) que ha dicho: “En la noche del quince de Šaʿbān, el Ángel de la muerte (AS) escribe el nombre de todos los que morirán de Šaʿbān a Šaʿbān, […] de modo que se borran los nombres del registro de los vivos para ser inscritos en el de los muertos. Y no hay noche mejor que la del quince de Šaʾbān, fuera de la Noche de la Predestinación”.”.

Una vez emitida la Orden de Allāh hacia Sus Ángeles (AS), ésta ya no puede ser cambiada ni modificada, contrariamente a lo que ocurre antes de ser emitida y mientras permanece en la Tabla Guardada. En efecto, Allāh el Altísimo borra de la Tabla lo que quiere y conserva lo que quiere.

Se han transmitido varias narraciones proféticas que indican que en esta noche bendita Allāh el Altísimo determina el último término, los actos y el sustento de todos los siervos hasta el siguiente mes de Šaʿbān.

[…] La Sabiduría Divina ha escogido tal noche en la que se inscriben estos decretos con el fin de generar deseo y temor. Primero deseo de realizar el bien y luego temor por el mal que puede acontecer. Así, el adulto responsable (mukallaf) se esfuerza por obedecer a Allāh con la esperanza de que en esta noche sea inscrito entre los bienaventurados. Y por otra parte, después de tal noche, teme que se haya inscrito su nombre entre el de los muertos de ese año y se prepara entonces para encontrarse con Allāh el Altísimo, ya que por aquí empieza el éxito.

Se ha dicho en el libro Tuḥfatu-l-Ijwān: “Ha dicho el Mensajero de Allāh (SAAWS): “En esta noche Allāh perdona a todos los Musulmanes, salvo al adivino, al brujo, al rencoroso malintencionado, al alcohólico y al que no respeta a sus padres”. Otras narraciones proféticas relatan lo mismo con algunas diferencias. Pero todas concuerdan en que los que se ven privados del Perdón y de la Misericordia en esta noche son: el asociador, el enemigo de Allāh, el timador, el asesino, el que corta sus vínculos familiares, el que lleva pantalones desmesuradamente largos con el fin de ostentar, el fornicador, el alcohólico, el chismoso, el escultor, el que no respeta a sus padres, el ocioso que no tiene ni oficio ni beneficio, el innovador y el chiita que acusa en su corazón a los Compañeros del Profeta (SAAWS) – ¡que Allāh esté complacido con todos ellos!

Quien vea en sí mismo alguno de estos defectos, que sepa que los beneficios de la noche del quince de Šaʿbān pasarán de largo sin tocarlo, a menos que renuncie a sus pecados y se arrepienta ante su Señor, siendo este arrepentimiento del todo sincero. Si lava sus pecados con el agua de la penitencia, Allāh lo hará caminar entonces por una vía recta, haciéndolo entrar en el grupo de los íntimos de Allāh, aquellos de quienes dice la aleya: “Quienes obedecen a Allāh y a Su Mensajero…”.

Se ha dicho también que en esta noche Allāh aumenta visiblemente el agua de Zamzam.

Es una sunna celebrar esta noche. Ha transmitido al-Aṣfahānī a partir de Muʿāḏ ibn Ŷabal: “Ha dicho el Mensajero de Allāh (SAAWS): “A quien celebre cinco noches, le será obligatoria la entrada en el Paraíso: la noche del 8 de Ḏū-l-Ḥiŷŷa (laylatu-t-tarwiyya), la noche de ʿArafa, la noche del Sacrificio, la noche del final de Ramaḍān y la noche del quince de Šaʿbān”.”.

También se ha dicho: “El beneficio de Raŷab está en sus diez primeros días, en razón de su primera noche. El beneficio de Šaʿbān está en sus diez días intermedios, en razón de la noche del quince. Y el beneficio de Ramaḍān está en sus diez últimos días, en razón de la Noche de la Predestinación”.

Se han dado numerosos nombres a la noche del quince de Šaʿbān, porque la cantidad de nombres indica la grandeza de lo nombrado. […] Ha sido llamada: noche bendita, noche del perdón, noche de la determinación, noche de la aceptación, etc.

Se ha transmitido a partir de Ibn ʿUmar (RAA): “Hay cinco noches en las que las invocaciones (duʿāʾ) son siempre contestadas: la noche del viernes, la primera noche de Raŷab, la noche del quince de Šaʿbān, la noche de la predestinación y las dos noches festivas (al-ʿīdayn)”.

[…] En esta noche se aconseja invocar mucho, tanto para las cosas importantes de esta vida como para las de la otra vida. Y especialmente, hay que pedir el perdón y la seguridad, sobre todo por medio de las invocaciones proféticas.

[…] Existe una invocación muy conocida propia de la noche del quince de Šaʿbān. Se aconseja leerla después de la oración del maġrib. Hay que recitar la sūra Yāsīn tres veces con una intención diferente: la primera con la intención de pedir una vida larga, la segunda con la intención de protegerse contra las calamidades y la tercera con la intención de no tener que depender de la gente. Después hay que leer esta bendita invocación tres veces:

بِسْمِ اللهِ الرَّحْمَنِ الرَّحِيمِ اللَّهُمَّ يَا ذَا الْمَنِّ وَلَا يُمَنُّ عَلَيْهِ، يَا ذَا الْجَلَالِ وَالإِكْرَامِ، يَا ذَا الطَّوْلِ وَالإِنْعَامِ. لَا إِلَهَ إِلَّا أَنْتَ ظَهْرَ اللَّاجِئِينَ، وَجَارَ الْمُسْتَجِيرِينَ، وَمَأْمَنَ الْخَائِفِينَ. اللَّهُمَّ إِنْ كُنْتَ كَتَبْتَنِي عِنْدَكَ فِي أُمِّ الْكِتَابِ شَقِيًّا أَوْ مَحْرُومًا أَوْ مَطْرُودًا أَوْ مُقَتَّرًا عَلَيَّ فِي الرِّزْقِ، فَامْحُ اللَّهُمَّ بِفَضْلِكَ شَقَاوَتِي وَحِرْمَانِي وَطَرْدِي وَإِقْتَارَ رِزْقِي، وَأَثْبِتْنِي عِنْدَكَ فِي أُمِّ الْكِتَابِ سَعِيدًا مَرْزُوقًا مُوَفَّقًا لِلْخَيْرَاتِ، فَإِنَّكَ قُلْتَ وَقَوْلُكَ الْحَقُّ فِي كِتَابِكَ الْمُنَزَّلِ عَلَى لِسَانِ نَبِيِّكَ الْمُرْسَلِ: ﴿يَمْحُوا اللَّهُ مَا يَشَاءُ وَيُثْبِتُ وَعِنْدَهُ أُمُّ الْكِتَابِ﴾. إِلَهِي بِالتَّجَلِّي الْأَعْظَمِ فِي لَيْلَةِ النِّصْفِ مِنْ شَهْرِ شَعْبَانَ الْمُكَرَّمِ، الَّتِي يُفْرَقُ فِيهَا كُلُّ أَمْرٍ حَكِيمٍ وَيُبْرَمُ، أَنْ تَكْشِفَ عَنَّا مِنَ الْبَلَاءِ مَا نَعْلَمُ وَمَا لَا نَعْلَمُ وَمَا أَنْتَ بِهِ أَعْلَمُ، إِنَّكَ أَنْتَ الْأَعَزُّ الْأَكْرَمُ. اللَّهُمَّ صَلِّ عَلَى سَيِّدِنَا مُحَمَّدٍ الفَاتِحِ لِمَا أُغْلِقَ وَالخَاتِمِ لِمَا سَبَقَ نَاصِرِ الحَقِّ بِالحَقِّ وَالهَادِي إِلَى صِرَاطِكَ الْمُسْتَقِيمِ وَعَلَى آلِهِ حَقَّ قَدْرِهِ وَمِقْدَارِهِ العَظِيمِ. ﴿سُبْحَانَ رَبِّكَ رَبِّ العِزَّةِ عَمَّا يَصِفُونَ وَسَلَامٌ عَلَى مُرْسَلِينَ وَالحَمْدُ لِلَّهِ رَبِّ العَالَمِينَ﴾.

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm, Allāhumma yā ḏā-l-manni wa lā yumannu ʿalayhi, yā ḏā-l-ŷalāli wa-l-ikrāmi, yā ḏā-ṭ-ṭawli wa-l-inʿām. Lā ilāha illā Anta, Ẓahra-l-lāŷiʾīna wa Ŷāra-l-mustaŷīrīna wa Maʾmana-l-jāʾifīn. Allāhumma in kunta katabtanī ʿindaka fī Ummi-l-Kitābi šaqiyyan aw maḥrūman aw maṭrūdan aw muqattaran ʿalayya fī-r-rizq, fa-mḥu-Llāhumma bi-faḍlika šaqāwatī wa ḥirmānī wa ṭardī wa iqtāra rizqī, wa aṯbitnī ʿindaka fī Ummi-l-Kitābi saʿīdan marzūqan muwaffaqan li-l-jayrāt. Fa-innaka qulta wa qawluka-l-ḥaqqu fī Kitābika-l-munazzal ʿalā lisāni Nabiyyika-l-mursal: “Yamḥū Allāhu mā yašāʾu wa yuṯabbitu, wa ʿindahu Ummu-l-Kitāb”. Ilāhī bi-t-taŷallī-l-aʿẓam fī laylati-n-niṣfi min šahri Šaʿbāna-l-mukarram, al-latī yufraqu fīhā kullu amrin ḥakīm wa yubram, an takšifa ʿannā min al-balāʾi mā naʿlamu, wa mā lā naʿlamu wa mā Anta bihi aʿlam. Innaka Anta al-Aʿazzu-l-Akram. Allāhumma ṣalli ʿalā sayyidinā Muḥammadin al-Fātiḥi li-mā uġliqa wa-l-Jātimi li-mā sabaqa, Nāṣiri-l-ḥaqqi bi-l-ḥaqqi, wa-l-hādī ilā ṣirāṭika-l-mustaqīm wa ʿalā Ālihi ḥaqqa qadrihi wa miqdārihi-l-ʿaẓīm. Subḥāna Rabbika Rabbi-l-ʿizzati ʿammā yaṣifūna wa salāmun ʿalā-l-Mursalīna wa-l-ḥamdu li-Llāhi Rabbi-l-ʿālamīn.

En el Nombre de Allāh, el Misericordioso, el Compasivo, ¡Oh Dios mío! Eres quien otorgas todos los favores y no recibe favor de nadie. ¡Oh Poseedor de la Majestad y del Honor! ¡O Dispensador de gracias y recompensas! No hay dios sino Tú. Eres el sustento de los caídos, el refugio de los exiliados, el amparo de los temerosos. ¡Oh Dios mío! Si en la Madre del Libro que está conTigo me has inscrito entre los desventurados, los despojados, los rechazados o los pobres, Te pido ¡oh Dios mío! que borres estas desgracias – desventura, despojamiento, rechazo y pobreza –, y que me inscribas en la Madre del Libro que está conTigo, entre los bienaventurados, los aprovisionados y los bondadosos. Has dicho – y Tu Palabra es la Verdad – en el Libro que has revelado por medio de la lengua del Profeta misionado (SAAWS): “Allāh borra y escribe lo que Él quiere. Y junto a Él está la Madre del Libro”. ¡Oh Dios mío! Te pido por la Manifestación Suprema que acontece en esta noche del quince del noble mes de Šaʿbān, noche en la que decretas todas Tus sabias e irrevocables sentencias, Te pido pues que nos protejas contra todas las calamidades y privaciones, tanto las que conocemos como las que no, puesto que Tú las conoces mejor que nosotros. Eres el más Poderoso y el más Generoso. ¡Oh Dios mío! Derrama Tus bendiciones sobre nuestro señor Muḥammad, el que abre lo que estaba cerrado y el que sella lo que precede, el que hace triunfar la Verdad con la Verdad y el guía hacia tu camino recto, así como sobre su Familia, según el verdadero valor y la medida inmensa que le corresponden. “¡Gloria a tu Señor, el Señor de la potencia por encima de lo que Le atribuyen! Que la paz sea con los Mensajeros. ¡Y alabado sea Allāh, el Señor de los Mundos!”.

Descargar: Invocación para la Noche del Quince de Šaʿbān

Para los Tiŷānīs:

Los Tiŷānīs acostumbran realizar la conocida invocación que hemos reproducido anteriormente, pero de un modo particular que ha sido transmitido a partir de Sīdī Aḥmad at-Tiŷānī (RAA). Hay que realizar una oración supererogatoria de cuatro rakʿāt separadas por un taslīm (2+2), recitando en cada una de ellas la Fātiḥa y la sūra Yāsīn. En cada rakʿa se recitará la sūra Yāsīn con una intención diferente: 1) Ser independiente de toda la gente, 2) Tener una larga vida en la obediencia de Allāh y de Su Mensajero, 3) Morir de una buena muerte y en la perfección de la fe para obtener la felicidad eterna, 4) Entrar en el Paraíso con el grupo de los primeros, sin pasar por el recuento (ḥisāb) ni el castigo (ʿiqāb).

Aquí se explica cómo realizar tal oración:

Y el Šayj Ibrāhīm dice en uno de sus poemas recopilado en Ŷāmiʿu-l-Ŷawāmiʿ:

في ليلةٍ من نصفِ شعبان نُقِل = فضائلٌ يعشو إليها من عَقَل

فَإنَّ من صلى بتلك الليلةِ = مائة ركعةٍ في كل ركعةِ

فاتحة الكتابِ بالإخلاصِ = عشر مرات مَعَ الإخلاصِ

يأتيه قاف ملكٍ من العلي = سُبحانه من قادر مُفضلي

لامٌ بجنةٍ يُبشرونه = لامٌ من النار يؤمَّنُونه

كذا ثلاثون أتوا لدفعِ = آفتِهِ وعشرةٍ لمنعِ

مكائد الشيطان عن إنسانِ = نظمتها كالدر والمرجانِ

En estos versos, el Šayj Ibrāhīm (RAA) aconseja realizar 100 rakʿāt en la noche del quince de Šaʿbān, recitando en cada rakʿa la Fātiḥa 1 vez y la sūra al-Ijlāṣ 10 veces.

Hay quien aconseja también recitar Āyatu-l-Ḥirṣ 500 veces.

Por último, hay quien recomienda también recitar la sūra al-Kawṯar 1000 veces, para ser amado por toda la creación.

No olvidemos que estas adoraciones especiales requieren el permiso (iḏn) de un Muqaddam autorizado. Y dice Allāh en el Sagrado Corán: “Entrad en las casas por la puerta”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s