Traducción de la Ŷawharatu-l-Kamāl

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

Proposición de traducción de la oración llamada “La Quintaesencia de la Perfección” (Ŷawharatu-l-Kamāl):

“¡Oh Dios mío! Derrama Tus Bendiciones y Tu Paz sobre la esencia de la Misericordia señorial, la Realidad diamantina, certera y omnicomprensiva situada en el centro que reúne todos los intelectos y todos los significados, la Luz primordial por la que los Mundos son existenciados, el Poseedor de la Verdad Divina, el Relámpago fulgurante entre nubes cargadas con beneficios que colman a todos los que a ellas se exponen, desde vastos océanos hasta pequeños receptáculos, Tu Luz deslumbrante con la que llenas cada espacio de cada lugar de Tu Creación.

¡Oh Dios mío! Derrama Tus Bendiciones y Tu Paz sobre la esencia de la Realidad Única, a partir de la cual se manifiestan los tabernáculos de las realidades esenciales, la Fuente de todo conocimiento justo, Tu Camino más perfecto y recto.

¡Oh Dios mío! Derrama Tus Bendiciones y Tu Paz sobre la manifestación de la Realidad por la Realidad, el Tesoro supremo, la Efusión que de Ti mana para volver a Ti, el Conocedor de la misteriosa Luz divina,

– ¡que Allāh derrame Sus Bendiciones sobre él y su Familia con una Bendición que nos lo haga conocer!

 

Anuncios

Lo que dice el Islam del respeto a los padres (Birr al-Wālidayn)

Bismi-Llāhi-r-Raḥmāni-r-Raḥīm,

Ha dicho Allāh – ¡Exaltado sea!:

“Adorad a Allāh, y no Le asociéis nada. Y tratad a vuestros padres excelentemente, así como a vuestros parientes, a los huérfanos, a los pobres, a los vecinos – parientes o no –, al compañero, al viajante y a los esclavos. Ciertamente a Allāh no le gusta el pretencioso, orgulloso” (Qurʾān, 4, 36).

Y ha dicho también:

“Y hemos encomendado al hombre el buen comportamiento con sus padres, ya que su madre sufrió mientras lo llevaba en su vientre y también sufrió cuando le dio a luz” (Qurʾān, 46, 15).

Y ha dicho igualmente:

“Tu Señor ha decretado que no debéis adorar a nada más que Él, y que debéis ser buenos con vuestros padres. Si uno de ellos o ambos envejecen en tu casa, no les digas: “¡Uf!”, y no los trates con antipatía. Y dirígete a ellos con respeto. Por piedad, muéstrate deferente con ellos, y di: “¡Señor, ten misericordia de ellos como ellos la tuvieron conmigo cuando me educaron siendo niño!”.” (Qurʾān, 17, 23-24).

Y ha dicho:

“Hemos encomendado al hombre el respeto a sus padres – su madre lo llevó en su vientre sufriendo pena tras pena y le dio el pecho durante dos años. Sé pues agradecido conMigo (Allāh) y con tus padres. ¡Todo acaba en Mí! Si insisten para que Me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, ¡no les obedezcas! ¡Pero en la vida terrestre pórtate con ellos convenientemente!” (Qurʾān 31, 14-15).

Ha dicho el Mensajero de Allāh (SAAWS):

– “¿Y no os diré cuál es el mayor de los pecados capitales? Ciertamente es el hecho de asociar algo a Allāh y la desobediencia a los padres” (transmitido por al-Bujārī y Muslim).

– “Quien prefiera a su esposa por encima de su propia madre, entonces será maldecido por Allāh, los Ángeles y todos los hombres. No será aceptado nada de él, ni lo que pueda gastar, ni lo que pueda hacer de manera justa, a menos que se arrepienta y vuelva hacia Allāh – ¡Exaltado y enaltecido sea! –, comportándose con ella de la mejor de las maneras, y buscando su satisfacción” (transmitido por Aḥmad).

– “El padre es la puerta central que abre al Paraíso” (transmitido por at-Tirmiḏī).

– “Cuando el siervo abandona las invocaciones en favor de sus padres, entonces se ve privado de los bienes de este mundo” (transmitido por ad-Daylamī).

– “Hay cuatro tipo de seres a los que Allāh no les permitirá entrar en el Paraíso, de manera que no podrán degustar sus delicias: el borracho, el usurero, el que come los bienes de los huérfanos sin razón y el que no respeta a sus padres” (transmitido por al-Ḥākim).

– “Entre los mayores pecados capitales, hay el de maldecir a su padre” (transmitido por al-Bujārī).

– “Sed buenos con vuestros padres, y vuestros hijos serán buenos con vosotros” (transmitido por al-Ḥākim).

– “Sé bueno con tu madre, con tu padre, con tu hermana, con tu hermano y con tus parientes próximos” (transmitido por al-Nasāʾī, Abū Dāwūd, at-Tirmiḏī, Aḥmad y al-Ḥākim).

– Preguntó un hombre al Mensajero de Allāh (SAAWS): “¡O Profeta! ¿Me queda algo por hacer en cuanto a buen comportamiento hacia los padres, una vez que éstos están muertos?”. Él (SAAWS) dijo: “Sí. Debes rezar por ellos, pedir perdón para ellos, cumplir las promesas que les has hecho, honorar a sus amigos y respetar los vínculos familiares que tienes a través de ellos” (transmitido por Abū Dāwūd, Ibn Māŷa, al-Ḥākim e Ibn Ḥibbān).